Los accidentes eléctricos son más comunes de lo que pensamos. El pasado mes de noviembre en Barcelona un operario murió electrocutado en un accidente eléctrico mientras trabajaba en las obras de una calle del Distrito de Gracia por causas que aún se desconocen.

Según un estudio del Ministerio de Trabajo de Empleo y Economía Social , entre enero y septiembre de 2020, hubo casi 1900 accidentes laborales por problemas eléctricos  y que elevaron a 12 las víctimas mortales por esa causa, 13 contando el del operario de Barcelona.

La gran mayoría de los accidentes por electrización se producen por negligencias o falta de atención al usar la maquinaria en cuestión.

Ante estos datos de riesgos eléctricos podemos preguntarnos: 

¿Por qué es peligrosa la electricidad? 

Los trabajos con electricidad comportan un riesgo especial, ya que tienen efectos nocivos de varios tipos. Por un lado, puede constituir un foco de ignición y provocar un incendio o una explosión. Por otro lado, tiene efectos negativos sobre el cuerpo humano. 

¿Qué es un accidente de electricidad?

Es el choque directo o indirecto con una fuente de electricidad y que puede producir lesiones en el cuerpo humano que, dependiendo de la intensidad, frecuencia y tiempo de duraciónpuede provocar lesiones graves como quemaduras, trastornos de los sistemas nervioso, renal, ocular y auditivo o incluso la muerte, ya sea por paro cardíaco o por tetanización muscular, la rigidez muscular que impide que se pueda soltar el objeto que produce el calambre o que hace de conductor de la corriente eléctrica. 

Aunque no es uno de los accidentes más comunes es uno de los más graves ya que pueden producir la muerte o dejar secuelas graves. 

¿Qué tipos de instalaciones eléctricas son susceptibles de accidente? 

  • De alta tensión: son aquellas en las que la tensión nominal es superior a 1.000 voltios (V) en co­rriente alterna o 1.500 V en corriente continua. 
  • De baja tensión: son aquellas cuya tensión nominal es igual o inferior a 1.000 V para corriente alterna y 1.500 V para corriente continua. 
  • Con tensiones de seguridad: son aquellas que trabajan con tensiones de 24 voltios, valor eficaz, para locales o emplazamientos húmedos o mojados; y 50 voltios para locales o emplazamientos secos. 
  • A muy baja tensión: la tensión nominal no excede de 50 voltios en corriente alterna y 75 voltios en co­rriente continua. 

¿Cuáles son las causas más comunes?

Los accidentes eléctricos se pueden dar en cualquier lugar donde existan aparatos eléctricos o cables y muchos de ellos se producen por negligencias o por falta de seguridad en las instalaciones y ausencia de mantenimiento de éstas (según regulación). 

1. Instalaciones antiguas

El deterioro y envejecimiento de las instalaciones eléctricas es uno de los problemas más destacados, que se suma a la falta de revisiones periódicas.

El paso del tiempo deteriora los materiales de los equipos, ya que la capa aislante al endurecerse se rompe y el riesgo de electrocutarse incrementa.

Además, se debe sumar el hecho de contar con un sistema de cableado defectuoso e instalaciones que ya no cumplen con la normativa vigente.

2. Falta de seguridad en las instalaciones

Otro de los motivos más comunes es la falta de seguridad en las instalaciones, que puede derivar en accidentes muy graves.

Periódicamente se deben revisar los protocolos de seguridad atendiendo a la normativa vigente, ya que, por ejemplo, una mala señalización de los equipos de trabajo según su peligrosidad o potencia puede evocar a situaciones críticas.

De esta manera, se puede saber que se cuenta con las protecciones mínimas de seguridad en la instalación eléctrica.

3. Negligencias profesionales

El Factor Humano sigue siendo el principal motivo de accidentes por causas eléctricas.

El exceso de confianza, el uso indebido de los elementos de protección o la falta de análisis y planificación previa al inicio del trabajo hace que todas las medidas tomadas con anterioridad no sirvan de nada.

También en muchas ocasiones, el hecho de no tener en cuenta las situaciones climatológicas adversas como tormenta o lluvia, es otro de los factores que provocan los accidentes.

¿Cómo prevenir los accidentes?

Una de las maneras de prevenir los accidentes eléctricos es aplicar Las 5 Reglas de Oro, un estándar que promueve la seguridad frente al riesgo eléctrico y que hace que el trabajo en tensión sea más seguro.

  • Desconectar previamente todas las alimentaciones a la línea, máquina o cuadro eléctrico. 
  • Bloquear los circuitos para prevenir cualquier posible conexión a la red eléctrica. Es conveniente señalizar estos bloqueos para prevenir que un tercero vuelva a activar la instalación eléctrica. 
  • Comprobar la ausencia de tensión. Esta operación se deberá realizar con los medios adecuados y siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Poner a tierra y en cortocircuito. El cable utilizado deberá tener la sección adecuada a la tensión de la instalación que se va a poner a tierra y estar en un estado de conservación adecuado para que cumpla de forma efectiva su función. 
  • Señalizar la zona de trabajo mediante vallas, conos o dispositivos de seguridad para delimitar y proteger el espacio. 

Te recomendamos que visualices este video del INSST sobre las 5 Reglas de Oro Riesgo Eléctrico 2019.

Este procedimiento debe acompañarse de un correcto mantenimiento de las instalaciones, así como tener bien identificados todos los requisitos legales para cumplir con la normativa vigente, con el fin de prevenir cualquier accidente que cause daños a las personas y a los bienes materiales. 

Desde Grupo CTAIMA podemos ayudarte en esta tarea gracias a nuestra solución CTAIMALEGAL de identificación de requisitos legales, que a diario actualizan nuestros consultores y te avisa de los cambios normativos.  

Ahorras tiempo y recursos, con la tranquilidad de cumplir con la normativa y proteger tu entorno. 


También te puede interesar

QUIÉNES SOMOS

CTAIMA es una empresa tecnológica líder al servicio de sus clientes que aporta soluciones integradas de transformación digital y consultoría en materia de gestión de contratistas, seguridad y salud en el trabajo, calidad y medio ambiente.

CONTÁCTANOS

Madrid

Tarragona


Atención al cliente

(+34) 977 291 380

(+34) 912 582 843 

Marceliano Herrera