La prevención de riesgos laborales, como todo sistema humano, ha tenido un recorrido histórico que abarca ciertos hitos importantes en la historia. La seguridad en el trabajo es una preocupación que ha evolucionado considerablemente con el paso de los años. Desde los inicios de la Revolución Industrial hasta la era moderna de la globalización y la digitalización, la forma en que las empresas y las sociedades abordan la prevención de riesgos laborales ha sufrido transformaciones significativas. Este artículo explora algunos de los momentos más decisivos en la historia de la seguridad laboral y cómo han dado forma a las prácticas actuales, culminando en la aparición de empresas innovadoras como CTAIMA, que representan la vanguardia en la innovación para la gestión de la seguridad y el cumplimiento normativo.

La Revolución Industrial (Siglo XVIII-XIX)

La Revolución Industrial marcó el comienzo de una era de maquinización que trajo consigo un incremento notable en los accidentes laborales debido a las pésimas condiciones en fábricas y minas. La necesidad de proteger a los trabajadores condujo a la creación de las primeras legislaciones en materia de seguridad, como la «Factory Act» de 1833 en el Reino Unido, que regulaba las horas de trabajo de mujeres y niños y establecía algunas normas básicas de seguridad. Estas primeras leyes sentaron las bases para el desarrollo de regulaciones más exhaustivas en el futuro.

El impacto de estas primeras legislaciones fue significativo. Aunque rudimentarias comparadas con las normativas actuales, comenzaron a establecer un precedente para la intervención estatal en la protección de los trabajadores. Además, el surgimiento de sindicatos y movimientos laborales durante este período impulsó aún más la demanda de condiciones de trabajo más seguras y justas. La presión social y política resultante de estos movimientos fue crucial para la promulgación de leyes más avanzadas y específicas en materia de seguridad laboral, creando un marco inicial que se expandiría y mejoraría con el tiempo.

La Creación de OSHA (1970) en Estados Unidos

Uno de los hitos más significativos en la historia de la seguridad laboral fue la fundación de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) en 1970 en Estados Unidos. OSHA nació como respuesta a la creciente preocupación por las condiciones laborales inseguras y ha jugado un papel crucial en la mejora de las mismas mediante la imposición de normas y la realización de inspecciones regulares. Su creación no solo mejoró la seguridad en los lugares de trabajo estadounidenses, sino que también inspiró a otros países a adoptar enfoques similares.

OSHA estableció estándares que cubren una amplia gama de peligros en el lugar de trabajo, desde la exposición a sustancias químicas peligrosas hasta la operación segura de maquinaria pesada. Además, proporcionó recursos educativos y programas de formación para empleados y empleadores, fomentando una cultura de seguridad. La implementación de OSHA redujo significativamente las tasas de accidentes laborales en Estados Unidos y sirvió como modelo para la creación de organismos similares en otros países, promoviendo una perspectiva global de la seguridad en el trabajo.

El Desarrollo de la Norma ISO 45001 (2018)

La globalización trajo consigo desafíos adicionales en la gestión de la seguridad laboral debido a las operaciones multinacionales y las cadenas de suministro complejas. En respuesta, la norma ISO 45001 fue desarrollada en 2018 para proporcionar un marco uniforme para la gestión de la seguridad y la salud en el trabajo a nivel internacional. Esta norma sucedió a OHSAS 18001 y ha ayudado a las empresas a implementar sistemas de gestión de seguridad robustos y efectivos, independientemente de su ubicación geográfica.

ISO 45004:2024

ISO 45001 se destaca por su enfoque en la mejora continua y la participación de todos los niveles de la organización en la gestión de la seguridad y la salud en el trabajo. La norma requiere que las empresas evalúen y mitiguen riesgos, fomenten una cultura de seguridad y realicen auditorías internas para asegurar el cumplimiento constante. Al adoptar ISO 45001, las empresas no solo mejoran la seguridad de sus empleados, sino que también demuestran su compromiso con la responsabilidad social corporativa, lo que puede mejorar su reputación y competitividad en el mercado global.

Tenemos otro artículo explicando en mayor profundidad todo lo relativo a esta norma, desde sus características hasta las razones por las cuales es tan importante para la prevención de riesgos laborales. Puedes leerlo aquí:

¿A donde hemos llegado?

En las últimas décadas, la tecnología ha jugado un papel fundamental en la transformación de la prevención de riesgos laborales. La adopción de herramientas digitales, desde software de gestión de seguridad hasta dispositivos wearables y drones para inspecciones, ha mejorado la capacidad de las empresas para prevenir accidentes y gestionar emergencias. Estas tecnologías permiten una vigilancia constante de las condiciones de seguridad y ayudan a recopilar y analizar datos que pueden prever y evitar riesgos potenciales.

Por ejemplo, los dispositivos wearables pueden monitorizar en tiempo real los signos vitales de los trabajadores y alertar sobre condiciones peligrosas, como la exposición a temperaturas extremas o niveles elevados de ruido. Los drones pueden realizar inspecciones en áreas de difícil acceso, reduciendo el riesgo para los inspectores humanos. Además, los sistemas de inteligencia artificial pueden analizar grandes volúmenes de datos para identificar patrones de riesgo y sugerir medidas preventivas. Estas tecnologías no solo mejoran la seguridad, sino que también aumentan la eficiencia operativa y reducen costos a largo plazo.

¿Hacia donde vamos?

La evolución de la prevención de riesgos laborales refleja un cambio desde medidas reactivas y basadas en el cumplimiento hasta enfoques proactivos y tecnológicamente avanzados que promueven una cultura de seguridad integral. En este contexto, empresas como CTAIMA emergen como líderes en la digitalización de procesos de cumplimiento y seguridad laboral, ofreciendo soluciones que integran la última tecnología para garantizar que las prácticas de seguridad no solo cumplan con las regulaciones actuales sino que también establezcan nuevos estándares para el futuro. Empresas como la nuestra son el testimonio de cómo la innovación continua es crucial para adaptarse y prosperar en el cambiante panorama de la seguridad laboral.

Es gracias a esta herencia histórica que CTAIMA ofrece una gama de servicios y productos diseñados para ayudar a las empresas a gestionar de manera eficiente sus obligaciones en materia de seguridad y salud laboral. Desde software de gestión de cumplimiento normativo hasta soluciones para la coordinación de actividades empresariales, CTAIMA proporciona las herramientas necesarias para crear entornos de trabajo más seguros y conformes con la legislación vigente. La tecnología y el conocimiento especializado de CTAIMA permiten a las empresas no solo cumplir con sus obligaciones legales, sino también adoptar una postura proactiva en la mejora continua de sus prácticas de seguridad.

Es de destacar que como casi todo en la historia humana, el desarrollo de los sistemas de seguridad laboral han sido producto de una lucha y trabajo constantes. Este recorrido por los hitos históricos en la prevención de riesgos laborales nos invita a reflexionar sobre la importancia de seguir invirtiendo en tecnología y educación en seguridad laboral, garantizando así un entorno de trabajo seguro y productivo para todos.


También te puede interesar